Qué suelo elegir para mi casa: ¿madera o imitación? Guía rápida de compra.

¿Te has decidido a cambiar el suelo de tu casa pero te estás haciendo un lío? ¿Te gusta la madera pero tienes miedo de que sea delicada? ¿No sabes qué color elegir?  Qué es mejor, ¿parquet, tarima, laminado o vinílico?

Sentimos decirte que no hay una respuesta universal y única. Depende. ¿De qué depende? 

  1. Tus gustos o preferencias.
  2. Tu decoración.
  3. La luz.
  4. El uso que se la va a dar.
  5. Tu presupuesto.

Hay personas que piensan que el suelo de madera auténtica es caro y que un suelo laminado es barato. Evidentemente, si elegimos el suelo laminado más barato, pues probablemente sea cierto pero, a poco que nos decantemos por un suelo laminado de calidad que va a durar, tengo que decirte que los hay más caros que algunos suelos de parquet multicapa o una modesto parquet tradicional pegado.

Suelo vinílico Nature Floor SPC Roble Roma
Suelo vinílico Nature Floor SPC Roble Roma

PASOS A SEGUIR PARA ELEGIR SUELO

  1. Pues lo primero, es conocer los tipos de suelos que existen leyendo nuestro post al respecto: “Tipos de suelos de parquet, tarimas y laminados principales“.
  2. Piensa en tu preferencia de tono y color: claro u oscuro, gris o color madera natural… 
  3. Elige color o diseño, pensando siempre en si tu casa es luminosa o no lo es; si hay mucha luz, puedes decantarte por tonos más oscuros pero, si hay  luminosidad, opta por colores claros.
  4. Ten en cuenta tu decoración: ¿moderna o tradicional?
  5. Huye siempre de los extremos: ni muy claro ni muy oscuro. Si además es mate y con textura mejor, pues es más limpio.
  6. Si la casa va a tener mucho trote o hay niños, elige madera acabada con barnices de alto tránsito o suelo de imitación (laminados o vinílicos) de alta resistencia al desgaste (ver clasificación de dureza de los suelos laminados).
  7. Si es madera, aparte de barniz, puedes mirar los suelos aceitados, que si bien hay que volverlos a mantener con más asiduidad, si es cierto que no es excesivamente caro, ni engorroso y tendrás el suelo reluciente rápidamente, a diferencia de los barnizados.
  8. Recuerda que, en cuanto a sostenibilidad, un suelo de madera siempre se puede acuchillar (ver post sobre qué es acuchillar) y volver a estrenar el día que esté muy deteriorado. Los suelos laminados y vinílicos los tienes que arrancar y tirar.
  9. Por supuesto, mira el precio de cada suelo para ver cuál se adapta mejor a tu economía. Lo ideal es contactar con un profesional especializado que te guíe en el proceso de elección sin meterte nada por los ojos. Para mi parecer, el buen profesional es aquel que me ofrece lo mejor para mi y no para él. Huye de otro tipo de vendedores y, por supuesto, de grandes centros de bricolaje…

Entonces, ¿cuál es el mejor suelo? No hay una única respuesta porque todo depende de ti. ¡Hasta la próxima!

Suelo de parquet de elondo recién restaurado. Barniz mate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *