Restauración tarima de roble del Palacio de Congresos de la Casa Colón en Huelva

Recientemente hemos tenido el orgullo y la satisfacción como onubenses, de acometer la restauración de la tarima correspondiente al patio de butacas del Palacio de Congresos de la Casa Colón en Huelva.

Jardines y Fuente de los Tritones. Al fondo Palacio de Congresos de la Casa Colón. Autor: JJ Rodríguez (Wikipedia)

La Casa Colón en Huelva es posiblemente, unos de los edificios culturales más importantes de nuestra capital, construido entre los años 1881 y 1883 como hotel para dar servicio a la demanda de alojamiento a personal extranjero para la entonces pujante capital, debido a la presencia de compañías tales como las Rio Tinto Company Limited en la provincia, para la explotación de las importantes minas existentes. Fue José Pérez Santamaría el encargado de la obra que mezclaba elementos arquitectónicos británicos, modernistas y coloniales. El hotel era un establecimiento de lujo, con sistema de conducción de aguas propio, en una época en la que la ciudad carecía de la misma.

En el IV Centenario del Descubrimiento de América (1892) dejó de ser hotel y pasó a llamarse “Casa Colón“, convirtiéndose en edificio de oficinas y residencia de personal e invitados de la Rio Tinto Company. En 1930, los ingleses abandonaron las minas y el edificio pasó a manos de la empresa Explosivos Riotinto, hasta que en 1986 pasó a ser propiedad de nuestra ciudad.

En el año 1992, en la conmemoración del V Centenario del Descubrimiento de América  se restauró y construyó en la zona del edificio norte, el nuevo Palacio de Congresos, corriendo a cargo del arquitecto municipal Francisco Javier Vallejo. Actualmente es sede del Festival de Cine Iberoamericano y de numerosos eventos culturales.

Y fue después de 30 años, encargados los trabajos por las empresas onubenses Marq Interiores y Llera Decoración, cuando emprendimos la tarea de restauración de la tarima de roble del patio de butacas del Palacio de Congresos.

El patio de butacas está dividido en 22 filas en diferentes alturas de forma curvada y el entarimado está dispuesto de forma transversal a los mismos. 

Nos encontramos con una tarima en la que, tras 30 años de sucesivas filtraciones, estaba totalmente deformado y destrozado. 

En los laterales existen escalones para facilitar el tránsito de personas y, en la parte derecha, se construyó una rampa con el mismo pavimento para personas con movilidad reducida y en sillas de ruedas.

Se sustituyó una gran parte del entarimado, conservando la forma curva de los escalones donde se colocarían las butacas, se cambiaron todas las contrahuellas y se acuchilló todo para luego barnizar intentando ser fidedignos al diseño primitivo de 1992. El barniz utilizado fue Deva Transit Plus Satinado, apto para zonas de alto tránsito, mucho menos tóxico que el anterior utilizado y apto para todas las exigencias actuales.

La restauración es, sin duda, más ambiciosa llevada a cabo por el Ayuntamiento de Huelva desde entonces.

Quiero agradecer desde estas líneas la ayuda inestimable de mis compañeros de fatigas, a Manuel Gallardo y Manolo “Junquito”, así como a Niki y a Álvaro porque hemos formado un equipo de valor incalculable en lo profesional y en lo humano. Han sido siete semanas de trabajo arduo donde el sacrificio y el esfuerzo se han visto recompensados por un estupendo resultado.

Gracias igualmente a Luis, Ana y Juan Carlos de Llera Decoración y una especial mención a José Luis y Borja de Marq Interiores, así como a Miguel Ángel de Casa Colón y a Jorge de Quide, porque todos ellos han facilitado enormemente nuestro trabajo.

Os dejamos algunas imágenes más del proceso de restauración:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.